Consecuencias de tomar el sol

Sin comentarios agosto 17, 2021

Ahora que estamos disfrutando de esta época tan esperada como es el verano; las playas, el calor, el agua del mar..., empezamos a descuidar nuestra piel a la hora de tomar el sol.

En Renobell, tu centro de estética de referencia, pone a tu disposición el mejor equipo con la mayor cualificación y experiencia, con el único objetivo que el de ofrecerte una dedicación y unos servicios exclusivos para darle a tu piel lo mejor en técnicas del mercado de la estética para recuperar su belleza y frescura después de una larga exposición al sol.

Beneficios del sol

Nuestro gran aliado, el sol, es el encargado de regalarnos las suficientes vitaminas y de activar nuestras hormonas para mejorar nuestro estado de ánimo. Tal vez por eso, en España tenemos ese gran sentido del humor y energía tan característico. Además de mejorar el estado de ánimo, el sol, como a cualquier otro ser vivo es capaz de "alimentarnos". Es decir, la producción de la vitamina D comienza gracias a la exposición del sol, culpable de la buena salud y multitud de procesos biológicos.

La Comisión Europea y los expertos en salud recomiendan tomar el sol por lo menos quince minutos al día, para activar esos procesos biológicos tan positivos. Además, nos aporta esta variedad de beneficios:

  • Fortalece tus huesos y evita la osteoporosis: el calcio, junto a la luz solar son los responsables de esto.
  • Reduce los niveles de la hormona paratiroidea, manteniendo a raya nuestra tensión y presión sanguínea.
  • Es bueno para tus defensas: la vitamina D es la clave para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
  • Es bueno para las afecciones de la piel, como la psoriasis y el acné.

Lo peligroso de la exposición solar

A pesar de querer ver el lado positivo de la vida, el sol también es fuente de grandes peligros para nuestra biología, sobre todo si su exposición es larga y excesiva, si no se utiliza protección y si no se tiene en cuenta aspectos claves. Tomar el sol, sobre todo en verano, puede provocar envejecimiento prematuro de la piel, cáncer y daños en la vista.
La radiación que produce el sol sobre tu piel está compuesta por rayos UVA, UVB e infrarrojos. Estos tres tipos de radiaciones actúan de manera diferente y nociva.

Los efectos del sol pueden provocar sobre nuestra piel daños que podemos paliar como las manchas, las erupciones y el envejecimiento de la piel.

De esta forma, en Nuestra Clínica Renobell ponemos a tu disposición lo último en innovación tecnológica con el fin de cuidar tu piel y recuperar esa frescura y belleza de la juventud.


Disponemos de todo lo necesario para recuperar esa esencia de tu piel después del verano. ¡Visítanos!



Sin comentarios